viernes, 6 de noviembre de 2015

¿Por qué la Filosofía nace en Grecia y no en otra parte?

La Filosofía en Grecia no nace por casualidad, se dieron una serie de factores que hicieron posible este surgimiento.

a) Factores geográficos

La Grecia continental es un territorio muy accidentado y plagado de valles fértiles pero mal comunicados entre sí por tierra, que favorecieron la autonomía política de las poblaciones diseminadas por ellos. Sin embargo, cuenta con excelentes condiciones de navegación y con buenos puertos, lo cual favoreció la expansión marítima desde la península hacia el Este (Jonia) y el Oeste (Magna Grecia) y su contacto con otras culturas.

b) Factores socio-económicos

La expansión y colonización griega de Asia Menor (Jonia) y el sur de Italia (Magna Grecia) debido a: -El aumento de la población en la península griega,
-El injusto reparto de las tierras cultivables (grandes latifundios y mucha población sin recursos)
-La escasez de materias primas y alimentos para la población sin recursos.

c) Factores políticos

La geografía griega, muy accidentada, fomentó la autonomía e independencia política de las ciudades griegas, tanto en la propia Grecia como en los territorios colonizados. Este hecho, junto con la progresiva democratización de las instituciones políticas, fomentó la implicación de los ciudadanos en las discusiones y decisiones sobre las leyes y demás cuestiones relacionadas con la vida en la ‘Polis’ o ‘Ciudad-Estado’ (como, por ejemplo, la política exterior, etc.).

d) Factores culturales

La relativa libertad religiosa, característica del pueblo griego, toleró hasta cierto punto aquellas explicaciones de los primeros filósofos que no recurrían al lenguaje religioso tradicional. Además, el contacto con otras culturas llevó a muchos griegos a cuestionar su propia cultura y creencias.

e) La difusión de la escritura de tipo alfabético

Además de la moneda, la escritura alfabética ha sido una de las invenciones más revolucionarias en el ámbito cultural de la humanidad. En un principio, los griegos adoptaron la escritura fonética de los fenicios (que sólo tenía signos para las consonantes) y en torno a los siglos XI-X a. C. añadieron otros signos para representar las vocales, lo cual hizo que el texto escrito fuera muy parecido al hablado y, en consecuencia, facilitara tanto la lectura como la escritura por parte de la población (en otras culturas, sólo los escribas eran capaces de leer y escribir debido al complejo sistema de signos. Eso ocurría, por ejemplo, con la escritura jeroglífica egipcia o la cuneiforme mesopotámica).

La popularización de la lectura y la escritura favoreció su uso en el ámbito judicial (haciendo públicas y fijas las leyes) y político. Permitió asimismo fijar las tradiciones orales que hasta entonces se habían estado transmitiendo oralmente por medio de los poetas (aedos) griegos. Hesíodo y Homero fueron los primeros en fijar por escrito lo que había sido una larga tradición oral griega. Siglos después, la filosofía occidental no puede entenderse sin la conexión entre el pensamiento de los filósofos y las obras que escribieron.


Artículos relacionados:
-Teorías Éticas: esquema                                          -Más allá, ríos de agua y túneles
-¡En Grecia está todo roto!                                        -Amores Filosóficos
-El Partenón                                                            -Carl Sagan y la Biblioteca de Alejandría

No hay comentarios:

Publicar un comentario